Villa Vainilla | Bostich + Fussible: un adiós en la cima
98
single,single-post,postid-98,single-format-image,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
nortec

Bostich + Fussible: un adiós en la cima

No recuerdo exactamente cuando fue la primera vez que escuché los nombres de Bostich y Fussible; pero de lo que estoy segura es que fue hace bastante tiempo. Con el paso de los años se han convertido en uno de mis grupos favoritos y a la fecha es una de las agrupaciones, de la cual me atrevo a decir, pone muy en alto el nombre de México.

Bostich y Fussible, cuyos nombres son Ramón Amezcua y Pepe Mogt, son parte del colectivo Nortec. Mismo que se formó allá por el año de 1999 en Tijuana, BC; todo sucedió bajo el misticismo que rodea a dicha ciudad.

En el verano de este año, Bostich y Fussible anunciaron la salida de su nuevo álbum titulado Motel Baja; pero a la par de esta maravillosa noticia, llegaba otra bastante triste: sería el último disco en el cual colaborarían juntos. Al principio la noticia fue un trago amargo, sin embargo entiendo que como todo en la vida hay un ciclo y ellos ha decidido terminarlo de la manera más honesta y gloriosa.

Para aquellos que no conocen el trabajo de Bostich y Fussible, su música resulta de una combinación entre los géneros de banda, norteño y lo más fino de la música electrónica; tomando como inspiración y eje central de sus canciones, las historias que suceden en su ciudad natal: Tijuana. Quizás para muchos esta combinación suene bastante extraña, pero créanme, los hará bailar o al menos escuchar el género de la banda y norteño de una manera diferente.

La música de Bostich y Fussible ha sido nominada en los Grammy y Latin Grammy con sus dos discos anteriores: Tijuana Sound Machine y Bulevar 2000.

Si aún no están convencidos de escucharlos, les daré más razones: en su más reciente disco (Motel Baja) colaboraron con Chris Frantz y Tina Weymouth, integrantes de los Talking Heads. Además cuenta con la participación de Tom Tom Club, Señor Coconut; y por si fuera poco se une a la lista Wolfang Flür, ex integrante de Kraftwerk. 

No me queda más que presumirles que el colectivo forma parte de uno de los festivales de música más importantes del mundo: Coachella. Así que no dudo que una vez más pongan en alto en nombre de México, pues su show va más allá de la música; ya que se complementa con las propuestas visuales de diversos artistas mexicanos.

Bostich y Fussible  gracias por su gran legado musical. 

Aquí abajo les dejo un par de presentaciones en vivo y la plática que dieron en TEDxCuahutémoc.

Beatriz

Sin Comentarios

Escribir Comentario