Villa Vainilla | Quien tiene magia no necesita trucos…
1
post-template-default,single,single-post,postid-1,single-format-image,ajax_leftright,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Quien tiene magia no necesita trucos…

¡Pero de vez en cuando son bastante buenos!

Eso de las fotos puede resultar un verdadero dolor de cabeza, parece ser que el universo sólo le dio el  don de salir bien a ciertas personas. Pero realmente todo se puede aprender, y como en todos los temas, hay trucos y tips los cuales nos ayudarán a  tener las bases para saber posar ante la cámara; aunque nunca hay que olvidar que la naturalidad es lo que nos da la magia.

Para comenzar, debemos recordar lo genial que son las fotos, pues con ellas recordamos esos inolvidables momentos; por eso debemos echarle más ganitas para salir bien, y sacar a la modelo que llevamos muy en el fondo. Si te das cuenta, las artistas, cantantes, bailarinas, actrices, deportistas, etc… han sido utilizadas para promover a las mejores marcas de diseño del mundo. No es necesario ser modelo profesional para sentirte segura y dar lo mejor de ti.

Específicamente en nuestras fotos del día a día y hasta en nuestras selfies, podemos usar pequeños trucos que harán una gran diferencia. ¿Estás lista? Apúntalos bien en tu memoria y obvio practícalos, verás que pronto pasaras de tenerle fobia a la cámara a no quererte separar de ella nunca más. ¡Ah! y estos tips aplican también para los hombres así que no hay pretexto.

A continuación te enlistamos esos trucos que harán la diferencia:

Número 1: Lo primordial son ¡los ojos! Ellos expresan todo de nosotros, y el punto ante la cámara es que se vean frescos y llenos de vida. ¡No los abran de más jamás, parecerás espantado!. El truco está en hacer la mirada interesante, entrecerrándolos y fijando tu vista a ladito de la cámara. Otro buen tip es cerrar los ojos y abrirlos al momento del ‘click’, ¡pero créetela!

Número 2: ¡La sonrisa! Te apuesto que al hacer la mirada interesante vas a sonreír y hasta reír del ‘auto oso’ que estás haciendo sin que nadie lo note, y así es mejor, porque la sonrisa debe ser natural. Puedes pensar en el ‘auto oso’, en alguien que te guste, o algún momento que te llene de satisfacción. Una sonrisa con un motivo especial, es de las más bonitas y naturales. Y si de plano te ponen nervioso o nerviosa con eso de sonreír, el truco está en tocar el paladar con tu lengua sonriendo.

Número 3: ¡La pose! Tampoco tienes que parecer un juego geométrico con patas, pero sí y en definitiva no puedes salir como te paras normalmente. La foto necesita algo diferente de ti y con poquito que le cambies a tu forma, te verás estilizado. Despega los brazos del cuerpo, ponerlos sobre las caderas o un brazo recargado sobre la cintura o extendidos abrazando al de a lado, o simplemente uno atrás y otro adelante tocando tus muslos ¡está bien! Creas líneas distintas y tu cuerpo se estiliza más. La cara es importantísima, ladéala un poco, la barbilla y cuello llévalos hacia adelante, no exageres ¿ok? Porque realmente hay unas poses tan exageradas, que dan ¡pena ajena!
Tampoco en las fotos grupales es necesario eso de encimártele al otro para que ‘quepas’, o qué tal esos que salen acostados para ‘no tapar’. Si no caben, existen las panorámicas.

Número 4: Esta aplica más en las selfies, ¡el cabello! Si lo tienes largo, ponlo de lado, o en caída libre llevándolo a los lados por encima de los hombros. Si es corto intenta que se vea la geometría que se marca de frente, orejas y cuello ¡así lucirá más!

Como puedes ver, no es gran ciencia, ¡todos podemos salir bien!, ponte frente al espejo a practicar. Con ello podrás descubrir cuáles son tus mejores poses y ángulos. Hay muchos, pero siempre habrá un perfil y una pose que nos retrate bien.
Por último, la muy criticada la boca de pato. Esa boca sexy, que hace que nos sintamos así: ¡sexies! Pero la verdad es que SÍ, yo sigo en favor de esa mueca, no en hombres, pero sí en mujeres. No sé qué tiene esa pose bucal, pero te da una seguridad genial en las pics! Digooooo, no la hagas siempre, porque aburres, pero de vez en cuándo serás la envidia!

Practica los tips y cuéntame ¿cómo te fue? Y si tienes alguno compártelo.

Tam..